Boletín de los padrinos de la viña (diciembre 2014)

Un diciembre muy relajado…

El paisaje de nuestras viñas en diciembre ya cogió los colores de invierno. Las cepas perdieron casi todas las hojas, por tanto ahora las plantas prácticamente no se ven, sobre todo en el viñedo viejo, donde las vides son muy bajitas. Por lo tanto, si queréis ver y apreciar vuestras viñas durmiendo conviene que entréis directamente en la finca. Ahora tocará podarlas, en el mes de enero.

El clima del diciembre fue suave y moderado, sin excesos con algunas lloviznas poco significativas. No sufrimos ni mucho frío ni demasiado calor. Tampoco nevó (sólo sale nieve en nuestro crisma 🙂 ).

En la bodega, ya que es una época bastante tranquila por lo que atañe tanto a la vinificación como a la viticultura, nos dedicamos plenamente a despachar los pedidos de la campaña de Navidad. Sin ovlidarnos de dar a conocer más el producto del que disfrutáis todos – el apadrinamiento de viñas. Con esto también hicimos muy buena campaña… Al final tuvo unas repercusiones increíbles el día 2 de enero, lo que os explicaremos pronto en el boletín del enero.

Por otro lado, siempre os comentamos brevemente las visitas a la bodega… Pues no notamos ningún crecimiento en especial de visitas en comparación con el diciembre del 2013. Aún así, la mayoría quisieron visitar nuestras viñas sí o sí, aunque estuvieran totalmente deshojadas. La última visita del año la recibimos ¡el último día 31!

Nos hace mucha ilusión el incipiente 2015, con sus nuevos desafíos vitivinícolas, comerciales y enoturísticos que nos estamos planteando.

¡Hasta muy pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escribe el resultado para evitar spam * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.