Boletín de los padrinos de la viña (octubre 2013)

NB. Este boletín estaba preparado ya hace dos semanas, pero el noviembre – un mes teóricamente más tranquilo que el octubre – nos ha pillado con varios proyectos vinícolas, enoturísticos e incluso científicos que han cogido un singular protagonismo, lo cual os lo explicaremos en el boletín del noviembre… Y mientras tanto:

Octubre, vendimia que parecia interminable

Después de una primavera con lluvias que abastecieron de agua estas tierras de pizarra, las viñas pudieron aguantar bien el calor veraniego. Éste, sin embargo, no ha ahogado mucho nuestra comarca. A diferencia del 2012, por ejemplo, la climatología de este verano 2013 ha sido muy suave y agradable.

Por tanto, la maduración de la uva ha sido paulatina. Si el año pasado ya tenía sentido iniciar la cosecha en pleno agosto, este año hemos empezado a vendimiar en la segunda mitad de septiembre, todo un mes más tarde. YI como se preveía desde el Consell Regulador de la DOQ Priorat, la vendimia efectivamente se ha alargado de tal manera que cuando recogíamos la cariñena de la finca Rocapoll, la garnacha, por la que empezamos, ya había acabado de fermentar.

Igual que en otras bodegas algunos de nuestros enoturistas han coincidido con los días de la cosechas y de la entrada de la uva, por tanto aquellas visitas han resultado especialmente emocionantes para ellos. Incluso algunos han tenido la suerte de apuntarse a la vendimia misma y disfrutar de la actividad seria y lúdica al mismo tiempo en el precioso paisaje de los costers (laderas) y terrasses de viñas del Priorat. El tiempo que nos ha acompañado la vendimia ha sido más que benévolo: temperaturas suaves, lloviznas insignificantes, aire agradable.

Este octubre también hemos aparecido en medios de proximidad:

¡Nos volveremos a hablar dentro de dos semanas! Recuerdos desde Gratallops

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escribe el resultado para evitar spam * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.